Carillas dentales de composite

colocacion de carillas de composite

Otro tipo de carillas son las de composite que es el material utilizado en los empastes de las piezas dentales. Consiste en adherir al diente la cantidad necesaria y moldearlo según las necesidades para que adquiera la forma y color deseada. Al igual que las carillas dentales de porcelana se implanta para mejorar la estética de la zona de la sonrisa, ocultando imperfecciones como manchas, dientes astillados, diferentes formas y tamaños de las piezas dentales.

Es un tratamiento odontológico cada vez más demandado por los usuarios ya que la presencia física y la estética son la mejor carta de presentación de una persona tanto a nivel personal como profesional. A pesar de que son tratamiento que aun no están alcance de muchas personas muchas personas hacen esfuerzos para poseer una dentadura, al menos de forma estética, perfecta, influenciado por los personajes públicos y televisimos que utilizan de forma cotidiana este tipo de tratamientos odontológicos, aunque casi todos ellos se decantan por la solución de las carillas dentales de porcelana.

Estas carillas, llamadas también, resinas compuestas, que hoy analizamos es la modalidad económica de las carillas dentales basada en una menor dedicación de tiempo y de materiales para su implantación.

Es un tratamiento poco agresivo y se recomienda para dientes rotos o que tienen algún tipo de lesión y dónde el blanqueamiento dental no tiene cabida.

Destaca por realizarse el tratamiento en una sola sesión y sin previa preparación, ese es uno de los factores que influyen en que el precio es mucho más económico que cuando se implantan carillas de porcelana, pero que al mismo tiempo requiere de una especialidad habilidad por parte del odontólogo para realizar un trabajo óptimo.

Pero todo esto se podía haber evitado usando un irrigador dental  como explicado hace poco en otro post dedicado a la higiene dental

Otro de los factores que influyen en que cueste menos este tratamiento es que la duración de esta solución es menor que la implantación de láminas de porcelana. Su plazo de validez en estado óptimo va de 5 a 10 años, pasados los cuales es necesario un tratamiento en cada una de las piezas y aplicar una pequeña porción de composite para corregir el desgaste producido, sin necesidad de retirar la lamina de composite completa creada en su día.

No existe un precio estándar de la colocación de cada carilla realizada con este material pero de forma orientativa y muy variable dependiendo en que centro odontológico se lleve a cabo puede estar fluctuando entre los 200 y 400 euros, por ello lo primero que se debe hacer es solicitar un presupuesto en diversos centros y comprobar la especialización en el implante de estas laminas porque de ello dependerá el lucir una sonrisa radiante y sin ningún tipo anomalía.

Otro de los inconvenientes es que si no se lleva a cabo tareas de mantenimiento puede llevar a tinción de los carillas sobre todo en personas consumidoras habituales de tabaco y alcohol.

Deja un comentario

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies